Introducción

Magnus siempre se ha caracterizado por ser un jugador que busca la victoria en cada posición a pesar de que en ocasiones las posiciones son insulsas, logra presionar siempre a los rivales que, atenazados o en parte amedrentados, no logran mantenerse en el juego y terminan cometiendo algún error. Y con Magnus, un error, es sinónimo de derrota. Sin embargo, Karjakin ha demostrado que venía bien preparado al Mundial y que conocía a la perfección lo que debía hacer: defender como nadie lo hace en el mundo y que la presión de no encontrar la victoria pasase al lado de Magnus.

Puntos de inflexión

1.      Partidas 3 y 4. Magnus tiene ambas partidas claramente favorables (ganadas, más bien) pero no encuentra el modo de rematar y llevarse el punto entero.

2.      Partida 8. Magnus presiona durante varias ocasiones a Karjakin, intenta sacarlo de “su” partida pero el ruso sigue implacable con su estrategia. Magnus sigue presionando y no es capaz de oler el peligro. Cuando intenta recular es demasiado tarde y Karjakin logra el primer punto del match.

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ